El Raso

Candeleda

Fiestas de Candeleda

Romeria de interes turistico nacional

Nuestra Señora de Chilla

Virgen Nuestra Señora de Chilla

Santuario

Romeria

Fiestas

VIRGEN NUESTRA SEÑORA DE CHILLA
© Valle del Tiétar sur de Gredos 2018
Virgen de Chilla de Candeleda. Romería al Santuario de Nuestra Señora de Chilla, fiestas patronales de Candeleda y El Raso.
Nuestra Señora de Chilla
Virgen de Chilla de Candeleda. Romería al Santuario de Nuestra Señora de Chilla, fiestas patronales de Candeleda y El Raso.
Santuario Nuestra Señora de Chilla
Virgen de Chilla
Romería Virgen de Chilla
Nuestra Señora de Chilla
Romería Virgen de Chilla
Nuestra Señora de Chilla
OFERTAS Empresas Hoteles Restaurantes Servicios de Candeleda, el Valle del Tiétar y La Vera
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad.
Virgen de Chilla de Candeleda. Romería al Santuario de Nuestra Señora de Chilla, fiestas patronales de Candeleda y El Raso.
Imágenes Guiatietar y aportaciones vuestras.
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad. Junto a la garganta del mismo nombre, en un lugar, poblado de castaños, fresnos y alisos, se yergue este centro de devoción de la gente del valle del Tiétar. Desde su altura (660 m.) se contempla una bella panorámica de la parte occidental del valle del Tiétar y del Campo Arañuelo. Cuenta la tradición que un piadoso pastor, al que se le había muerto una cabra, en pleno desconsuelo, por miedo al dueño del hato, invocó a la Virgen y Ésta se le apareció y le premió con la resurrección del animal. El pueblo de Candeleda agradecido erigió la ermita en recuerdo de tan extraordinario momento. Las fiestas que conmemoran este acontecimiento se celebran tradicionalmente en el segundo y el tercer domingo del mes de septiembre, denominándose a las últimas las fiestas de la vela. Los actos religiosos consisten en una romería y en una misa con procesión. La romería parte, a las nueve de la mañana, del pueblo a la ermita; allí, a las doce se lleva en procesión a la imagen de la Virgen hacia una explanada recoleta, a la sombra de castaños, en la que se celebra una misa solemne presidiendo la imagen de la Virgen desde el lugar en que se le apareció al cabrero Finardo. Una vez concluido eucarístico se realizan las ofrendas a la Virgen de Nuestra Señora de Chilla; antes se donaban productos agrícolas y ganado, hoy la ofrenda es, generalmente, de carácter monetario. El acto finaliza con la restitución de la imagen a la ermita, ante cuyas puertas se efectúa la puja de banzos. La devoción a la Virgen de Chilla, patrona de Candeleda y de Gredos, no es exclusiva de la localidad abulense, pues de siempre el número de sus devotos se ha extendido por todo el valle del Tiétar e, incluso, por el campo de Talavera  hasta el extremo de que acuden a la celebración representantes de los pueblos de Mejorada, Segurilla, Velada, Calera, El Casar y Gamonal; antiguamente portaban presentes propios y un mayordomo, en nombre de su municipio, un cirio grande. Cada año la afluencia de público es masiva. Los actos profanos, las capeas y otros actos musicales, culturales y lúdicos se celebran por la tarde y por la noche en las plazas y calles de Candeleda.
Otras Web sobre la 
Virgen de Chilla y el Santuario
© Valle del Tiétar sur de Gredos 2018
Nuestra Señora de Chilla
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad.
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad. Junto a la garganta del mismo nombre, en un lugar, poblado de castaños, fresnos y alisos, se yergue este centro de devoción de la gente del valle del Tiétar. Desde su altura (660 m.) se contempla una bella panorámica de la parte occidental del valle del Tiétar y del Campo Arañuelo. Cuenta la tradición que un piadoso pastor, al que se le había muerto una cabra, en pleno desconsuelo, por miedo al dueño del hato, invocó a la Virgen y Ésta se le apareció y le premió con la resurrección del animal. El pueblo de Candeleda agradecido erigió la ermita en recuerdo de tan extraordinario momento. Las fiestas que conmemoran este acontecimiento  se celebran tradicionalmente en el segundo y el tercer domingo del mes de septiembre, denominándose a las últimas las fiestas de la vela. Los actos religiosos consisten en una romería y en una misa con procesión. La romería parte, a las nueve de la mañana, del pueblo a la ermita; allí, a las doce se lleva en procesión a la imagen de la Virgen hacia una explanada recoleta, a la sombra de castaños, en la que se celebra una misa solemne presidiendo la imagen de la Virgen desde el lugar en que se le apareció al cabrero Finardo. Una vez concluido eucarístico se realizan las ofrendas a la Virgen de Nuestra Señora de Chilla; antes se donaban productos agrícolas y ganado, hoy la ofrenda es, generalmente, de carácter monetario. El acto finaliza con la restitución de la imagen a la ermita, ante cuyas puertas se efectúa la puja de banzos. La devoción a la Virgen de Chilla, patrona de Candeleda y de Gredos, no es exclusiva de la localidad abulense, pues de siempre el número de sus devotos se ha extendido por todo el valle del Tiétar e, incluso, por el campo de Talavera hasta el extremo de que acuden a la celebración representantes de los pueblos de Mejorada, Segurilla, Velada, Calera, El Casar y Gamonal; antiguamente portaban presentes propios y un mayordomo, en nombre de su municipio, un cirio grande. Cada año la afluencia de público es masiva. Los actos profanos, las capeas y otros actos musicales, culturales y lúdicos se celebran por la tarde y por la noche en las plazas y calles de Candeleda.
E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S E M P R E S A S VIRGEN DE CHILLA
CANDELEDA
© Valle del Tiétar sur de Gredos 2018
Información, turismo, empresas, gastronomía, hoteles, restaurantes, Virgen de Chilla, Castro Celta de El Raso
OFERTAS Empresas Hoteles Restaurantes Servicios de Candeleda, el Valle del Tiétar y La Vera
Nuestra Señora de Chilla
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad.
Imágenes Guiatietar y aportaciones vuestras.
Es una pequeña ermita que se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central; hasta ella se llega por una carretera vecinal, asfaltada, que parte de Candeleda, a la salida de la población camino de la provincia de Cáceres. Para llegar hasta allí hay que ascender unos siete kilómetros, serpenteantes casi en su totalidad. Junto a la garganta del mismo nombre, en un lugar, poblado de castaños, fresnos y alisos, se yergue este centro de devoción de la gente del valle del Tiétar. Desde su altura (660 m.) se contempla una bella panorámica de la parte occidental del valle del Tiétar y del Campo Arañuelo. Cuenta la tradición que un piadoso pastor, al que se le había muerto una cabra, en pleno desconsuelo, por miedo al dueño del hato, invocó a la Virgen y Ésta se le apareció y le premió con la resurrección del animal.  El pueblo de Candeleda agradecido erigió la ermita en recuerdo de tan extraordinario momento. Las fiestas que conmemoran este acontecimiento se celebran tradicionalmente en el segundo y el tercer domingo del mes de septiembre, denominándose a las últimas las fiestas de la vela. Los actos religiosos consisten en una romería y en una misa con procesión. La romería parte, a las nueve de la mañana, del pueblo a la ermita; allí, a las doce se lleva en procesión a la imagen de la Virgen hacia una explanada recoleta, a la sombra de castaños, en la que se celebra una misa solemne presidiendo la imagen de la Virgen desde el lugar en que se le apareció al cabrero Finardo. Una vez concluido eucarístico se realizan las ofrendas a la Virgen de Nuestra Señora de Chilla; antes se donaban productos agrícolas y ganado, hoy la ofrenda es, generalmente, de carácter monetario. El acto finaliza con la restitución de la imagen a la ermita, ante cuyas puertas se efectúa la puja de banzos. La devoción a la Virgen de Chilla, patrona de Candeleda y de Gredos, no es exclusiva de la localidad abulense, pues de siempre el número de sus devotos se ha extendido por todo el valle del Tiétar e,  incluso, por el campo de Talavera hasta el extremo de que acuden a la celebración representantes de los pueblos de Mejorada, Segurilla, Velada, Calera, El Casar y Gamonal; antiguamente portaban presentes propios y un mayordomo, en nombre de su municipio, un cirio grande. Cada año la afluencia de público es masiva. Los actos profanos, las capeas y otros actos musicales, culturales y lúdicos se celebran por la tarde y por la noche en las plazas y calles de Candeleda.
Otras Web sobre la 
Virgen de Chilla y el Santuario

VIRGEN DE CHILLA

e-mail
e-mail
CHILLA
e-mail
Usamos cookies para mejorar su navegación. CERRARMás información